martes, 1 de junio de 2010

Hicksville - Dylan Horrocks


Mayo suele ser un mes difícil, y caro, para l@s lectores/as de tebeos. Se celebra el salón del cómic en Barcelona y las editoriales sacan sus mejores galas para la ocasión. Entre las cientas de novedades, siempre hay algunas a las que se les da más bombo y platillo. Las más sonadas, y anunciadas, de este año han sido los tochos de "Sandman", el cofre de "Preacher", la nueva entrega de "La liga de los hombres extraordinarios" de un tal Alan Moore, "Echo" de Terry Moore y "Cerebus: Alta sociedad" de Dave Sim. Haciendo caso omiso de lo que dice todo el mundo, le pedí consejo a mi topo (ese Lokodatar) en la tienda de tebeos y me descubrió esta nueva edición de Hicksville, un tebeo del año 1998. La de años que tiene esta obra y nunca la había oído mencionar. Ni me fijé que estaba en la estantería de novedades. Fue llegar a casa y aprovechar las pocas horas del día que dispongo para leerla. Menudo enganchón, parecido a un yonki al que sólo le preocupa su ración diaria de mandanga.

En la localidad australiana de Hicksville (pueblo ficticio), a todo el mundo le gustan los tebeos y/o trabaja en algo relacionado con ellos. Por otro lado, Dick Burger, nacido y criado en Hicksville, es el nuevo rey Midas de los tebeos. Como mandan los cánones del star-system, Dick cambió su residencia por Hollywood. El periodista norteamericano, especializado en tebeos, Leonard Batts viaja hasta Hicksville en pos de escribir un artículo sobre el nuevo gurú de la historieta impresa. Cuál es la sorpresa de Leonard cuando al preguntar a los lugareños por Dick Burger nadie quiere hablar con él o, directamente, se enfadan y le amenazan. ¿Cómo es posible que un pueblo volcado con el noveno arte reniegue de su mayor talento?... y más si es un paisano. Aquí huele a cuerno quemado.

En esta obra, Dylan demuestra un gran cariño por los tebeos a la vez que le da un repaso al lado más comercial del mundillo con alguna pulla antológica. Hacía tiempo que no disfrutaba tanto con un tebeo.



2 comentarios:

César Alcapone dijo...

Bufff! Sí que ha pasado tiempo! El tebeo está dabuty, a ver si me lo vuelvo a leer, que no lo hago desde su anterior edición y recuerdo que me gustó mucho.

lokodatar dijo...

Pues mala pinta no tiene...jejejje